enero 19, 2024 in Evangelios

Lecturas del 21 de enero del 2024 :: III Domingo Ordinario

III Domingo Ordinario

Lectionary: 68

Primera lectura

Jon 3, 1-5. 10

En aquellos días, el Señor volvió a hablar a Jonás y le dijo: “Levántate y vete a Nínive, la gran capital, para anunciar ahí el mensaje que te voy a indicar”.

Se levantó Jonás y se fue a Nínive, como le había mandado el Señor. Nínive era una ciudad enorme: hacían falta tres días para recorrerla. Jonás caminó por la ciudad durante un día, pregonando: “Dentro de cuarenta días Nínive será destruida”.

Los ninivitas creyeron en Dios, ordenaron un ayuno y se vistieron de sayal, grandes y pequeños. Cuando Dios vio sus obras y cómo se convertían de su mala vida, cambió de parecer y no les mandó el castigo que había determinado imponerles.

Salmo Responsorial

Del Salmo 24

R. (4a) Descúbrenos, Señor, tus caminos.
Descúbrenos, Señor, tus caminos,
guíanos con la verdad de su doctrina.
Tú eres nuestro Dios y salvador
y tenemos en ti nuestra esperanza. R.
R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.
Acuérdate, Señor, que son eternos
tu amor y tu ternura.
Según ese amor y esa ternura,
acuérdate de nosotros. R.
R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.
Porque el Señor es recto y bondadoso,
indica a los pecadores el sendero,
guía por la senda recta a los humildes
y descubre a los pobres sus caminos. R.
R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.

Segunda lectura

1 Cor 7, 29-31

Hermanos: Les quiero decir una cosa: la vida es corta. Por tanto, conviene que los casados vivan como si no lo estuvieran; los que sufren, como si no sufrieran; los que están alegres, como si no se alegraran; los que compran, como si no compraran; los que disfrutan del mundo, como si no disfrutaran de él; porque este mundo que vemos es pasajero.

Aclamación antes del Evangelio

Mc 1, 15

R. Aleluya, aleluya.
El Reino de Dios ya está cerca, dice el Señor.
arrepiéntanse y crean en el Evangelio.
R. Aleluya.

Evangelio

Mc 1, 14-20

Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el Evangelio de Dios y decía: “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio”.

Caminaba Jesús por la orilla del lago de Galilea, cuando vio a Simón y a su hermano, Andrés, echando las redes en el lago, pues eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme y haré de ustedes pescadores de hombres”. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Un poco más adelante, vio a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que estaban en una barca, remendando sus redes. Los llamó, y ellos, dejando en la barca a su padre con los trabajadores, se fueron con Jesús.

Reflexión

El pasaje del Evangelio según San Marcos 1, 14-20, nos presenta un momento decisivo en el ministerio de Jesús: el inicio de su predicación y la llamada de sus primeros discípulos. 

El fragmento refleja un cambio importante en el ambiente religioso de la época. La proclamación de Jesús de que “el tiempo se ha cumplido y el reino de Dios está cerca” marca el comienzo de una nueva era en la historia de la salvación. Este anuncio, realizado en Galilea, una región periférica y diversa, muestra cómo el mensaje de Jesús rompe con las expectativas tradicionales, llevando la buena nueva más allá de los límites establecidos del judaísmo centrado en Jerusalén.

El llamado al arrepentimiento y la proclamación del reino de Dios son centrales en el mensaje de Jesús. El arrepentimiento, en este contexto, no se refiere solo a un cambio moral, sino a una transformación total de la mente y el corazón, una reorientación hacia Dios y sus caminos. La cercanía del reino de Dios, por otro lado, anuncia una realidad transformadora, donde las relaciones humanas y la sociedad entera están llamadas a reflejar los valores divinos de justicia, amor y paz.

La convocatoria de los primeros discípulos, Simón, Andrés, Santiago y Juan, es igualmente notable. Jesús los llama en medio de sus actividades cotidianas, sugiriendo que el seguimiento de Cristo no está restringido a un ambiente religioso formal, sino que es una vocación que abarca toda la vida. La respuesta inmediata de estos hombres, dejando sus redes y siguiendo a Jesús, simboliza la entrega total que el discipulado exige. Es un llamado a abandonar lo conocido y seguro para embarcarse en una aventura de fe y transformación.

El pasaje nos interpela sobre nuestra respuesta al llamado de Jesús. Nos hace preguntarnos si estamos dispuestos a dejar nuestras “redes” —nuestras seguridades, nuestras rutinas, nuestros sistemas de creencias preconcebidos— para seguir a Cristo de manera radical y transformadora. Este llamado es tanto personal como comunitario; no solo transforma a individuos, sino que también crea una comunidad de creyentes, unida en la misión de vivir y proclamar el reino de Dios.

Marcos nos lleva a  contemplar el comienzo del ministerio público de Jesús y la convocatoria de sus primeros discípulos desde múltiples ángulos. Marca un cambio en la narrativa de la fe judía. Enfatiza la centralidad del arrepentimiento y el reino de Dios en la predicación de Jesús. Nos enfrenta a nuestra disposición para responder al llamado de seguir a Cristo, transformando nuestras vidas y comunidades. Este pasaje es una invitación a participar en la obra continua del reino de Dios, un reino de amor, justicia y paz, que desafía y transforma todas nuestras realidades.




One Comment

  1. enero 21, 2024 at 12:26 am

    Cecilia Escobar

    Responder

    Señor ,ayúdame a transformar mi vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By browsing this website, you agree to our privacy policy.
I Agree