diciembre 18, 2023 in Evangelios

Lecturas del 21 de diciembre del 2023

Jueves de la tercera semana de Adviento

Lectionary: 197

Primera lectura

Can 2, 8-14
Aquí viene mi amado saltando por los montes,
retozando por las colinas.
Mi amado es como una gacela, es como un venadito,
que se detiene detrás de nuestra tapia,
espía por las ventanas y mira a través del enrejado.Mi amado me habla así:
“Levántate, amada mía, hermosa mía, y ven.
Mira que el invierno ya pasó;
han terminado las lluvias y se han ido.La flores brotan ya sobre la tierra;
ha llegado la estación de los cantos;
el arrullo de las tórtolas se escucha en el campo;
ya apuntan los frutos en la higuera
y las viñas en flor exhalan su fragancia.Levántate, amada mía, hermosa mía, y ven.
Paloma mía, que anidas en las hendiduras de las rocas,
en las grietas de las peñas escarpadas,
déjame ver tu rostro y hazme oír tu voz,
porque tu voz es dulce y tu rostro encantador”.

O bien:

Sof 3, 14-18
Canta, hija de Sión,
da gritos de júbilo, Israel,
gózate y regocíjate de todo corazón, Jerusalén.El Señor ha levantado su sentencia contra ti,
ha expulsado a todos tus enemigos.
El Señor será el rey de Israel en medio de ti
y ya no temerás ningún mal.Aquel día dirán a Jerusalén:
“No temas, Sión,
que no desfallezcan tus manos.
El Señor, tu Dios, tu poderoso salvador,
está en medio de ti.
Él se goza y se complace en ti;
él te ama y se llenará de júbilo por tu causa,
como en los días de fiesta”.

Salmo Responsorial

Salmo 32, 2-3. 11-12. 20-21
R. Demos gracias a Dios, al son del arpa.
Demos gracias a Dios, al son del arpa,
que la lira acompañe nuestros cantos;
cantemos en su honor nuevos cantares,
al compás de instrumentos alabémoslo.
R. Demos gracias a Dios, al son del arpa.
Los proyectos de Dios duran por siempre;
los planes de su amor, todos los siglos.
Feliz la nación cuyo Dios es el Señor;
dichoso el pueblo que escogió por suyo.
R. Demos gracias a Dios, al son del arpa.
En el Señor está nuestra esperanza,
pues él es nuestra ayuda y muestro amparo;
en el Señor se alegra el corazón
y en él hemos confiado.
R. Demos gracias a Dios, al son del arpa.

Aclamación antes del Evangelio

R.  Aleluya, aleluya.
Emmanuel, rey y legislador nuestro,
ven, Señor, a salvarnos.
R.  Aleluya

Evangelio

Lc 1, 39-45

En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea y, entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto ésta oyó el saludo de María, la creatura saltó en su seno.

Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó: “¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a verme? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor”.

Reflexión

San Pedro Canisio, presbítero y doctor de la Iglesia, fue  primer provincial de Alemania a lo largo de 14 años, fundó 18 colegios y es autor de 37 libros. Aún en vida alcanzó a ver 200 ediciones de sus catecismos.  Se destaca por su profunda devoción y su papel crucial en la Contrarreforma. Su vida y obra reflejan un compromiso inquebrantable con la fe y una inteligencia aguda, elementos que lo convirtieron en uno de los jesuitas más influyentes de su tiempo. Su legado no solo se limita a sus contribuciones teóricas o doctrinales, sino también a su enfoque práctico de la espiritualidad, algo que sigue resonando en la actualidad.

Al contemplar el Evangelio de Lucas 1, 39-45, nos encontramos con la visita de María a su prima Isabel. Este relato no es simplemente una narración de un encuentro familiar, sino un evento cargado de significado y simbolismo. La pronta disposición de María para visitar a Isabel refleja una actitud de servicio y humildad, mientras que la respuesta de Isabel, llena de alegría y reconocimiento del papel de María como madre del Mesías, destaca la importancia de la fe y el reconocimiento de las obras de Dios.

Se resalta cómo los primeros cristianos entendían y valoraban las figuras centrales de su fe. La veneración de María y su papel en la historia de la salvación se hacía eco en las comunidades cristianas, inspirando a figuras como Pedro Canisio en su propio camino espiritual. Este encuentro entre María e Isabel se convierte en un modelo de comunión y apoyo mutuo dentro de la comunidad de fe.

El fragmento del Evangelio subraya la presencia activa de Dios en las vidas cotidianas. La bendición de Isabel hacia María, “Bendita tú entre todas las mujeres”, y la afirmación de la bendición de lo que María lleva en su vientre, son indicativos de una profunda consciencia de la intervención divina en el mundo. Este reconocimiento de la acción de Dios en lo cotidiano ha sido un pilar en la enseñanza y la reflexión teológica a lo largo de los siglos.

La narración invita a la reflexión personal y al reconocimiento de las propias bendiciones. Al igual que María e Isabel, cada individuo enfrenta retos y está llamado a una meditación profunda para discernir la presencia y las obras de Dios en su vida. Este pasaje alienta a los fieles a buscar y encontrar a Dios en las relaciones y experiencias diarias, una búsqueda que resonó profundamente en la vida y obra de San Pedro Canisio.

Así, la memoria de San Pedro Canisio, junto con el Evangelio de Lucas, nos recuerda la importancia de la fe activa, la comunidad, y el reconocimiento constante de la presencia de Dios en nuestras vidas. Estos elementos son esenciales no solo en la construcción de una vida espiritual rica, sino también en la manera en que nos relacionamos con los demás y con lo divino.




One Comment

  1. diciembre 21, 2023 at 2:43 am

    Christian

    Responder

    Magnificat

    Proclama mi alma la grandeza del Señor,
    se alegra mi Espiritu en Dios mi Salvador , porque se ha fijado en la Humillacion de su servidora, desde ahora me felicitaran todas las generaciones, porque obras grandiosas ha hecho el Señor a traves de mi. Su nombre es Santo y su Misericordia se extiende de generacion en generacion sobre aqueñlos q lentemen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By browsing this website, you agree to our privacy policy.
I Agree