Cuatro meses han pasado desde la vibrante Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2023 en Lisboa, un evento que dejó una huella imborrable en los corazones de muchos. En una emotiva reunión en el Aula Pablo VI, el Papa Francisco expresó su gratitud a los aproximadamente 800 miembros del Comité y de la Fundación JMJ Lisboa 2023, quienes desempeñaron un papel crucial en la organización del evento. Con un cariñoso «Gracias» y hablando en español para estar más cerca del portugués, el Papa elogió su labor, describiéndola como un «ejemplo luminoso de cómo compartir una misión sin excluir a nadie».

El Santo Padre rememoró el evento de agosto como un poderoso centro de evangelización y expresión juvenil, destacando momentos personales emotivos y encuentros significativos, incluyendo el recuerdo de una mujer mayor y el coraje de una joven enfrentando una enfermedad grave. A pesar de una indisposición reciente, su mensaje fue claro y conmovedor, y aunque no pudo hablar extensamente, sus palabras fueron leídas en su nombre.

El Papa Francisco habló de cómo la JMJ fue un «gran sueño común» construido colectivamente, destacando cómo los participantes lograron unir sus talentos en una visión compartida, centrando a aquellos que anteriormente se habían sentido marginados. Su mensaje fue un llamado a seguir soñando y a involucrar a otros en este esfuerzo comunal para construir una sociedad inclusiva y respetuosa.

Refiriéndose a la parábola de los espigadores, el Papa instó a que nada de lo que se ha logrado en la JMJ se pierda, recordando que, al igual que los espigadores que recogen las espigas dejadas en los campos, es importante recoger y valorar cada aspecto de estas experiencias.

Finalmente, el Papa enfatizó el papel de María en la JMJ, presentándola como un modelo de fe y acción para los jóvenes. Agradeció a todos los que hicieron posible este evento y les animó a continuar explorando las «dimensiones universales del corazón de Dios». Este encuentro no solo fue un momento para recordar la JMJ 2023, sino también un impulso para mirar hacia el futuro con esperanza y determinación.

Fuente:vaticannews.va

 

Deja una respuesta