-Ayudado por un grupo de damas, el P. Luis Gutiérrez comenzó las obras para construir un Hogar de Ancianos. El año anterior este grupo de damas había comprado el terreno a la familia Cubillo.  Comenzó los trabajos con los mismos trabajadores que hicieron la iglesia de Granadilla.  Después de año y medio de trabajo, debido al encarecimiento de los materiales las obras se paralizaron.  Hubo que esperar dos años, hasta la llegada del P. Santiago Anitua como párroco de Lourdes, que continuaron las obras.  Para ello se formó un comité.  Luego llegaron tres voluntarios de Cedros: el sr. Fermín Abarca, su sobrino Marcos Abarca y Rigoberto Agüero que estuvieron trabajando dos años y ocho meses hasta que lo acabaron.