-Treinta y ocho años después de haber sido expulsados, regresaron los padres jesuitas a Costa Rica y se instalaron en Lourdes, y entre sus actividades apostólicas, se encargaron de esta filial de la parroquia de San Pedro del Mojón (Montes de Oca).  Desde la iglesia de Lourdes, los jesuitas extendieron su trabajo pastoral hacia Santa Marta, Cedros, San Rafael y Ramón, en el cantón de Montes de Oca, y Granadilla Norte de Curridabat.